Ten Brinke Group - ES - Noticias08.01.2019

Una bonita historia de solidaridad con los más necesitados para empezar el año

Nuestra historia trascurre en la República de Gambia, un país del África Occidental, de unos 2,1 millones de habitantes ( según estimaciones del banco mundial ), donde aproximadamente el 60% de la población ( según informe de la FAO ) vive bajo el umbral de la pobreza y donde según el programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo ( PNUD), tiene uno de los indices de desarrollo humano más bajos del mundo. 

 

Gambia es un país de tierra fértil que depende en gran medida del sector agrícola para su desarrollo, sin embargo, las sequías recurrentes, los bajos niveles en la aplicación de tecnología, una infraestructura deficiente y un suministro de energía inadecuado son los factores principales de la baja productividad agrícola en Gambia y en consecuencia de esos altos niveles de pobreza y desnutrición

 

Con el fin de poner remedio al deficiente suministro de energía, el gobierno de Gambia puso en marcha un ambicioso plan energético nacional para dotar a todo el país de un suministro de energía eficiente, asequible y ecológicamente sostenible, contando ya desde 2014 con su propia red eléctrica pública. Sin embargo, existe una gran carencia de profesionales cualificados para realizar labores de mantenimiento de la red eléctrica, conectar las casas individuales a la red y reparar electrodomésticos como los frigoríficos que mantengan los alimentos en buen estado. 

 

Para solucionar este problema, la Fundación Gamrupa Europe con la ayuda de la Fundación Ten Brinke, fieles a su filosofía de contribuir a impulsar el desarrollo en países necesitados, pusieron en marcha en Mayo de 2018, un precioso proyecto que tiene como misión la financiación de la construcción y gestión de un centro de formación para electricistas en la ciudad de Sifoe.

 

 

 

Obras del centro de Formación Fundación Ten Brinke en Sifoe. 

 

Con este  centro de formación se pretende formar a jóvenes de Sifoe con el fin de convertirlos en profesionales que puedan contribuir al desarrollo del país cubriendo la demanda de mantenimiento y reparación de la red eléctrica estatal.

Volver